lunes, 30 de marzo de 2009

Rodando por el fondo oceánico desde hace 1800 millones de años

En el año 2000 se descubrieron en el fondo del mar de Arabia, a una profundidad de unos 1200 metros, unas criaturas de lo más extrañas. Las Gromias, amebas esféricas que tenían un tamaño de entre 5 y 38 milímetros de diámetro. Dejaban rastros en el suelo marino, que aportaron pistas sobre el mundo de hace 1800 millones de años.

Gromias

Ahora, científicos de la Universidad de Texas, han descubierto gromias en del tamaño de uvas en el suelo marino de las Bahamas.

Estas criaturas son protozoos gigantes, que están formados por una única célula, o sea son lo que se conoce como seres unicelulares. Estos están protegidos por una caparazón orgánica o testa. Cuando se la limpia de sedimentos, la testa de las gromias se siente como la piel de una uva. Según los científicos.

Lo que sorprendió más a los autores del descubrimiento en Bahamas, fue que el rastro dejado por las gromias era muy similar a surcos descubiertos en rocas sedimentarias datadas en 1800 millones de años. Esos antiguos surcos eran la única evidencia de que los gusanos, seres multicelulares, habían evolucionado temprano en la historia del planeta.

Pero los científicos texanos, opinan que tal vez esos surcos tan antiguos hayan sido marcados por gromias. Lo que haría retrasar muchos millones de años la aparición de seres multicelulares. Las siguientes pruebas de este tipo de criaturas son fósiles de 580 millones de años.

Fuente: Espaciociencia