lunes, 13 de julio de 2009

Los chitas, ¿por qué son los más rápidos?

BBC

Un equipo de científicos está intentando descubrir qué es lo que hace a los chitas -o guepardos- ser los animales más veloces del planeta. Los investigadores del Colegio Real de Veterinarios (RCV) del Reino Unido están utilizando cámaras de alta velocidad y una "pista sensible" para monitorear a los felinos cuando corren.

chita corriendo

Los chitas pueden alcanzar velocidades de por lo menos 104 kilómetros por hora y pueden llegar a esa velocidad tras unos cuantos pasos.

El estudio está siendo llevado a cabo con chitas norafricanos del Zoológico ZSL Whipsnade en Inglaterra.

El profesor Alan Wilson, jefe del laboratorio de estructura y movimiento del RVC afirma que "los chitas son fascinantes porque pueden correr 50% más rápido que cualquier otro animal que conocemos.

"Así que en términos de entender qué es lo que limita qué tan rápido se puede correr, los chitas son maravillosos animales para estudiar".

Igual que muchos gatos domésticos que no pueden resistir perseguir una cuerda, para los chitas también es muy difícil ignorar la tentación de seguir un cordel en movimiento, especialmente si de éste cuelga algo apetitoso.

Así que el equipo de científico están incitando a correr a los chitas del zoológico detrás de un cordel pedazos de pollo -alas y patas que son sus favoritos- atado a un motor eléctrico alrededor de una pista.

Mientras los felinos persiguen el cordel, cuatro cámaras de alta velocidad que registran 1.000 cuadros por segundo capturan cada uno de sus movimientos.

Penny Hudson, estudiante de posgrado del RVC señala que "estamos usando dos cámaras a cada lado de la pista para que podamos ver a los animales desde cada lado.

"Cuando el chita galopa realiza movimientos diferentes con cada lado de su cuerpo, porque tiene un andar asimétrico".

Los científicos también están usando placas especiales integradas en la pista de carreras de los animales. "Las placas son una especie de pesas sofisticadas que son capaces de medir todas las fuerzas que pasan por las patas del felino" dice Penny Hudson.

Los investigadores van a comparar sus resultados con los de otros estudios llevados a cabo con perros galgos, que pueden alcanzar velocidades de 60 km/h.

"Estos galgos fueron reproducidos artificialmente en el RVC para que puedan ser veloces, pero los felinos lo han logrado con su evolución" agrega la investigadora.

"Pero los chitas pueden correr mucho más rápido que un galgo de carreras. Así que estamos tratando de que ambos animales corran a velocidades similares para ver qué es lo que hacen de la misma forma y qué es lo que hace a los chitas ir más rápido".

En velocidades humanas, el récord de velocidad es el de Usain Bolt, que corrió los 100 metros en 9,69 segundos (un promedio de 37 km/h), una velocidad que se cree está limitada por la fortaleza de la pierna.

En los galgos, se cree que la velocidad está limitada por la rapidez con que los perros pueden oscilar sus patas.

Pero con los chitas todavía no se conocen cuáles son los factores que limitan su velocidad, así que los datos del experimento serán utilizados para analizar la fuerza y dinámica de las patas de los felinos, su velocidad, la longitud de cada zancada, los ángulos de sus articulaciones y su postura.

"Realmente no sabemos qué es lo que hace a los chitas correr tan rápido" dice Hudson.

"Quizás es la flexibilidad de su columna, o sus omóplatos, o quizás es que extienden las patas más. Pero esperamos que los datos del estudio desvelen algunos de estos misterios", agrega.

Aunque la reputación de los veloces chitas está bien documentada, no se sabe cuál es la velocidad máxima que pueden alcanzar.

Un estudio en 1997 afirmó que era 104 km/h, una cifra resultante de un experimento en Kenya con un chita en cautiverio cuya velocidad se midió cuando perseguía los restos de un almuerzo atados a la parte trasera de un vehículo.

Pero ahora los científicos piensan que es muy probable que estos felinos pueden correr incluso más rápido.

En el Zoológico de Whipsnade la velocidad que han alcanzado los animales es de 54 km/h.

Pero los científicos esperan estudiar también a los animales silvestres, donde quizás se podrá registrar una velocidad más precisa.

Según el profesor Alan Wilson "eventualmente esperamos poder estudiar al felino con un GPS (sistema de posicionamiento global) y datos de video.

"Y queremos hacerlo con animales que están en la vida silvestre cazando y buscando presas. Sólo en estas condiciones podremos saber cuál es el verdadero límite de su velocidad" afirma el científico.

4 comentarios :

Dean dijo...

Mucha velocidad pero se cansan muy pronto.
Un saludo.

Anónimo dijo...

No deja de ser fascinante y asombrosa la capacidad de estos animales.

jose dijo...

que lo pario a la chita camina mas que mi fusca

luis antonio aguilar dijo...

bastante interesante en verdad, son animales maravillosos