martes, 14 de julio de 2009

Los gatos nos manipulan con sus maullidos

Si preguntamos quién es el amo y quien la mascota en una relación hombre perro, no habrá dudas. Pero en una relación hombre gato, ahí no está tan claro quién manipula a quién. Un nuevo estudio prueba que los gatos nos manipulan a placer con sus maullidos.

gato maullido

Según el estudio, los gatos caseros ejercen su control sobre nosotros con un cierto tipo de maullido de tono grave y que suena urgente. Este maullido especial es en realidad un ronroneo mesclado con un llanto de tono alto.

Si bien la gente suele cree que los gatos ronronean como un signo de alegría, algunos gatos hacen esos ronroneos llantos cuando quieren ser alimentados. Los humanos encontramos ese tipo de llamado muy molesto y difícil de ignorar.

Según Karen McComb, de la Universidad de Sussex, Inglaterra, los humanos solemos encontrar aceptable los ronroneos, mientras que un maullido se puede ganar que el gato sea echado del cuarto.

Pero esa mezcla que hace de los dos, siempre generan una respuesta, la deseada por el gato. Incluso ese llanto es similar al de los bebés humanos, algo que nos atrae más todavía.

Según McComb los gatos se aprovechan de la sensibilidad que tenemos a ese llanto. También al mesclar ronroneo con llanto hace el sonido menos armónico, y por eso es más difícil que nos habituemos a él.

McComb no sólo es una bióloga experta en comunicación entre mamíferos, sino que es dueña de un gato, que la despierta cada mañana con ese tipo de llamado.

Para poder estudiarlo, instruyó a 10 dueños de gatos a que grabaran los llamados de sus gatos, todo tipo de llamados. Luego se les pasó esos llamados a 50 personas, algunos de los cuales tenían gatos y otros no. Todos evaluaron a ese llamado mezcla ronroneo con llanto como más urgente y menos agradable. Por lo general el llamado estaba asociado a cuando los gatos pedían comida.

Para ir más lejos, la investigadora removió del llamado este especial la parte del llanto insertada en el ronroneo, y de ese modo, cuando la gente lo escuchaba no le parecía nada importante.

O sea que nos dominan con una mescla de ronroneo y llanto. Está comprobado que entre los gatos salvajes no se da ese tipo de llamado, es algo que aprenden a hacer entre nosotros. Se dan cuenta que sólo con ese llamado atraen nuestra atención.

Fuente: LiveScience

10 comentarios:

Cris... dijo...

jejejejeje bueeeeeee eso me suena a las cosas que mis amig@s perruno me dicen siempre...
tengo 3 gatos ya cada uno es distinto para pedirme comida, es más hay uno que no maúlla, sólo le hace "rrrrr" y se me soba en las piernas, así sé que tiene hambre...
Voy a poner más atención a mis gatitos y veré si puedo ser capaz de distinguir este "ronroneo-llanto" del que habla el artículo.

Gigi belle dijo...

jajaja, lo sabia, mis mininos nos quieren gobernar... y por lo menos todas las mañanas lo logran...

Just Nei dijo...

La verdad que sí lo logran. Tenía un gato que hacía algo parecido, pero se escuchava más feo y si no veía atención lo hacía más fuerte hasta que obtenía alimento!!!

JorgeC dijo...

Mi gata emitía ese sonido para llamar la atención... al sexo opuesto. Una vez, era yo muy chico, no pude dormir pensando que en la casa de al lado había un bebé afuera en medio de la noche...

Agnetha dijo...

Hijale, mi gato Heriberto me manipula!! jajaja!! pero me encanta, lo adoro, me transmite mucha tranquilidad y ternura.

Cris... dijo...

saben? me he dado a la tarea de observar más detenidamente a mis gatitos y pues me he dado cuenta que mis gatos no me manipulan porque ¡ya me tienen amaestrada! jajajajaja

Un sólo restegrarse en mis piernas y enfilan rumbo a la cocina para que les de comida... y claro yo le shago caso jajajaja

Elías dijo...

Casi no me gustan esos animales, lastima que mi familia tiene a uno de esos, pero le hemos dejado libre y que case las lagartijas que andan por ahi xD

Anónimo dijo...

Es una irresponsabilidad dejar libre a un gato. Se debe esterilizar y dar en adopcion

Anónimo dijo...

"los gatos nos manipulan a placer con sus maullidos". Gran frase a la que yo añadiría la frase de Cris "un solo restregrarse en mis piernas y enfilan rumbo a la cocina para que les de de comer..", Así que les da resultado tanto por el oído como por el tacto, aunque nosotros los dominamos por el sentido del olfato ¿no?

Anónimo dijo...

Elías, seguramente tú le gustas al gato mucho menos de lo que él te gusta a tí...