lunes, 25 de agosto de 2008

Peces venenosos

Las especies venenosas de peces superan en número no solo a las serpientes, sino a todo tipo de vertebrados venenosos. Po r esta razón, cientificos del Museo Americano de Historia Natural (AMNH) tomaron diferentes especies conocidas, como el pez piedra, pez gato, pez león, pez escorpión, pez sapo y pez rata, para determinar cómo estaban relacionados entre ellos y los demas peces.

El equipo utilizó secuencias de ADN y simulaciones de computadora para reconstruir el árbol genealógico de los peces venenosos, y así poder llegar hasta su ancestro en común. Los investigadores afirman que el primer pez venenoso vivió en una época más temprana de lo que se creía. Por lo tanto, el árbol genealógico contiene mucho más ramas adicionales y especies modernas de lo que los científicos habían pensado.

De tal forma utilizaron el renovado árbol evolutivo para predecir qué especies serían venenosas, y poner a prueba, al buscar mecanismos venenosos, a más de cien especies. La evidencia física corroboró las predicciones del árbol de ADN.

Los peces venenosos no deberían de ser confundidos con las especies ponzoñosas, como por ejemplo el pez globo, que alberga colonias de bacterias productoras de toxinas. Los peces venenosos producen sus propias toxinas. También infligen el veneno a través de un mecanismo de entrega.

Pero, a diferencia de las serpientes que utilizan colmillos, ellos generalmente disponen de espinas filosas. La mayoría de las especies venenosas habitan en el océano. Por lo general, se les encuentra cerca de las costas tropicales. Pro ello las aguas Indopacíficas son conocidas por la abundancia de especies venenosas.

A pesar de que la mayoría de la gente ignora la existencia de los peces venenosos, pueden ser un gran problema. Se les atribuyen más de 50,000 heridas anualmente. Algunas picaduras sólo causan ampollas, pero otras son tan fuertes como para matar a un ser humano.

Fuente