lunes, 19 de noviembre de 2012

Milpiés que casi tiene mil pies

El ser humano está poco provisto de piernas cuando nos comparamos con los llamados milpiés. Pero a pesar del nombre, estos artrópodos, los diplópodos que agrupan a unas 12 mil especies, rondan entre las 200 y las 60 patas. El caso más grande es el del Illacme plenipes, primero descubierto hace 80 años, y redescubierto hace poco en California. Este milpiés también se queda corto con respecto al nombre, pero llega a los 750 pies.

milpiés

Estos milpiés son lo que popularmente se conoce como fósiles vivientes, debido a que un ejemplar actual es muy parecido a especies fósiles de hace millones de años. Son una especie de milpiés que suelen vivir bajo tierra, pero a pocos centímetros de la superficie, y la terrible cantidad de piernas que tiene parece haber evolucionado justamente para ese estilo de vida. Las hembras llegan a tener 750, mientras que los machos no superan las 560. Lo extraño es que todas esas piernas las aprietan en un cuerpo de apenas unos 3 centímetros de largo.

Al parecer la inmensa cantidad de piernas les sirven para aferrarse a las rocas que encuentran bajo tierra en el suelo arenoso en el que suelen vivir. La mayoría de los milpiés suelen masticar hojas o vegetación que ha caído al suelo con sus bocas moledoras. Pero esta especie tiene una anatomía más rudimentaria. Tienen la mandíbula fusionada con la cabeza, y los segmentos del cuerpo recuerdan la observada en fósiles de hace millones de años.

Cuando los biólogos se encuentran con estas criaturas que estaban más esparcidas por el mundo hace millones de años, y hoy todavía existen, no piensan en fósiles vivientes, sino en que hay estrategias adaptativas que pueden ser tan exitosas como para haber durado millones de años. En todo ese tiempo miles y miles de especies han aparecido y se han extinguido, y el mil pies sigue comiendo bajo tierra. Se suele ver al hombre como lo mejor de la naturaleza, y apenas si tenemos unos 200 mil años de historia evolutiva, frente a criaturas como las bacterias, por ejemplo, que han pasado por todas y cada una de las extinciones masivas que han limpiado al planeta de especies tantas veces en los 3500 millones de años que tiene la historia de la vida en la Tierra.

Fuente: BBC

Artículos relacionados

2 comentarios:

Jessica dijo...

Qué sensación al verlo tan chiquitito :)

Un saludo!

PACO GACELA. dijo...

Interesante,,,,,,,,,,,,