jueves, 15 de noviembre de 2012

Cucaracha que emite luz

En Ecuador han descubierto una nueva especie de cucaracha desconocida para la ciencia que tiene la capacidad de producir luminosidad. Pero la mala noticia es que ya podría estar extinguida. El camuflaje es una de las estrategias que permiten sobrevivir a muchas especies, como hemos visto aquí en Natura Curiosa con los maestros del camuflaje. En esta cucaracha el mimetismo ha alcanzado la capacidad de emitir luz, lo que se conoce como bioluminiscencia.

image

El biólogo Peter Vršanský y colegas descubrieron a esta cucaracha, de nombre científico Lucihormetica luckae, que imita el patrón de al cascarudo clic, que es altamente venenoso. La cucaracha L. luckae convive con este cascarudo en las selvas de Ecuador, y se hace pasar por él para que los depredadores que evitan al cascarudo venenoso también las eviten a ellas.

cucaracha La bioluminiscencia es más común entre los animales marinos, más exactamente en las profundidades. Es una reacción química que le da a ciertos organismos la habilidad de producir luz. Algunas especies la utilizan para atraer parejas, para comunicarse o para evitar depredadores. En estas cucarachas, la luminiscencia se produce mediante una simbiosis con unas bacterias que viven dentro de las depresiones del cuerpo de la cucaracha, un sistema que representa la estructura más especializada de bioluminiscencia conocida hasta ahora en un insecto.

Según los investigadores que la estudiaron sería también el primer caso conocido de bioluminiscencia asimétrica, ya que tiene dos puntos en la parte alta de la espalda, y un tercer punto en el lado derecho. Estas especie de linternas están cubiertas por una superficie reflectiva. Esto le permite a la cucaracha esconderse detrás de su propio brillo.

La mala noticia es que al poco tiempo de haber sido descubierta para la ciencia, el volcán Tungurahua entró en erupción en la región donde viven estas cucarachas, y al parecer podría haberse extinguido, ya que no se han visto especímenes desde 2010.

Fuente: Mongabay

Artículos recomendados