lunes, 23 de febrero de 2009

El serpenteo o de cómo se mueven las serpientes

Las serpientes terrestres no tienen brazos ni patas, pero eso no les impide movilizarse por el terreno. Para poder hacerlo han desarrollado diferentes modos de locomoción, algunos bastante veloces.

serpiente en movimiento, black mamba

Imagen por frederic.salein

Cada tipo de locomoción de las serpientes es una adaptación a su medio en particular, por ejemplo tomemos la ondulación lateral, que es el medio de locomoción más común entre las serpientes, es el conocido como serpenteo. Es el más utilizado entre las serpientes terrestres y también el único utilizado en las acuáticas.

image El serpenteo u ondulación lateral consiste en que el cuerpo de la serpiente se flexiona alternativamente hacia la izquierda y a la derecha, lo que resulta en una serie de movimientos en onda. Por lo general no es muy veloz, pero que han visto serpientes que serpentean más rápido que cualquier lagartija corriendo. Lo curioso es que siempre comienza hacia la izquierda. (ver video)

Para lograr esta ondulación lateral la serpiente sólo mantiene activos los músculos de un lado del cuerpo a la vez. Contraen desde la cabeza a la cola primero el lado izquierdo, luego el derecho, y eso logra que la serpiente se mueva.

Pero hay otros modos de locomoción, como el serpenteo de lado. Es el más utilizado entre las culebras, una familia de las serpientes. Por lo general se debe a que no tienen irregularidades en el ambiente en el que se mueven, por lo que no se pueden empujar como en el serpenteo típico.

En el serpenteo de lado es un serpenteo modificado en el que todos los segmentos corporales que están orientados en una dirección siguen en contacto con el suelo, mientras el otro segmento es despegado del terreno. Si uno ve a unas serpiente moviéndose así pareciera como si saltase, pero en realidad se desliza con velocidad como pueden ver en el grafiquito y en el video del final.

Este sistema es muy útil para zonas con arena y polvo don el cual el serpenteo común puede hacer que la serpiente se resbale. Contrario a la creencia popular, este tipo de movimiento no se debe a que la arena esté caliente.

¿Pero que hay de las serpientes que no tienen tanto espacio como para algún tipo de serpenteo? Por ejemplo, dentro de un pozo o túnel.

Ahí utilizan el movimiento en concertina, que consiste en anclar o presionar con una parte del cuerpo, mientras mientras tiran o empujan con otra parte. O sea presiona con la parte posterior, mientras estira la anterior, luego la que presiona es la anterior y se estira la posterior, y así se van moviendo lentamente. (ver video)

¿Todavía hay más? Sí, locomoción rectilínea, que es la que uno puede ver en una lombriz. En este caso, las serpientes levantan una parte del cuerpo pero sino movimiento lateral. Crean una ondulación en su cuerpo a medida que van levantando y bajando un pequeño segmento del cuerpo.

Es el más usado por las serpientes de gran tamaño como las boas, o las pitones, pero lo usan generalmente cuando cazan, ya que es un movimiento difícil de detectar pos sus presas.

Y por último tenemos a las serpientes arbóreas, que suelen utilizar muchos de los modos antes mencionados para moverse, pero algunas de ellas también pueden lanzarse de una rama a la otra. Lo consiguen esparciendo sus costillas junto con un ondulado lateral. De este modo pueden llegar a saltar decenas de metros, incluso girando en el aire.

2 comentarios:

JorgeC dijo...

Muy interesante el artículo, como todos los que suelen aparecer en este blog.
Una duda: ¿decenas de metros? ¿cuántos son? ¿20, 30 ó más? Esto me causa cierto exceptisismo.

Farlopitecus sumus dijo...

Las únicas "serpientes voladoras" son las pertenecientes al género Chrysopelea (C. paradisi, C, pelias, C. ornata) y sí, pueden semi-planear distancias asombrosas.
Si quiere saber más sobre ellas hay una buena página que contiene numerosa información: http://www.flyingsnake.org