miércoles, 4 de febrero de 2009

El caso del macho que se transforma en un simple pene de la hembra, el Pez pescador

Las diferencias que pueden haber entre machos y hembras en la naturaleza pueden ser muy grandes, pero el premio mayor se lo lleva el Pez pescador un orden de vertebrados, Ceratioideos, que comprende unas once familias y cien especies. Pero hablaremos en especial del Demonio marino de triple verruga, nombre científico Cryptopsaras couesii, un pez en el que el macho mide unos 3 centímetros de largo, mientras que la hembra… mide 30 centímetros, un décimo del tamaño de las hembras.

Cryptopsaras couesii

En el artículo sobre las curiosidades de machos y hembras hablamos sobre el dimorfismo sexual en todo el reino animal. Allí vimos cómo y por qué se suelen dar casos tan excepcionales como el de esta especie de pez pescador.

Cryptopsaras couesii (triplewart seadevil)

Los peces pescadores suelen vivir entre los 1000 y 3000 metros de profundidad, donde hay poca alimentación y no se suelen ver muchos compañeros, ni muy seguido.

Se les llama peces pescadores, justamente porque a eso se dedican, a pescar su alimento, no lo cazan. Las hembras tienen su primera espina de la aleta dorsal desplazada hacia adelante sobre su enorme cabeza. En el extremo de la espina hay un señuelo, que les sirve, literalmente, para pescar a sus presas. Ese señuelo es una luz, justamente algo que escasea a tanta profundidad.

Tienen unas glándulas luminiscentes que hacen resplandecer ese señuelo, una trampa mortal para las presas, y tal vez un foco de atracción para los machos.

¿Y para qué quiere atraer así a los machos? Uno está acostumbrado a que en la naturaleza los machos suelan ser los más bellos y quienes tienen que atraer y conquistar a las hembras, pero como vimos en en otro artículo esa idea que tenemos es porque la mayoría de nosotros conoce muy poco de la naturaleza, ya que son más los machos diminutos.

Macho del pez pescador adherido a la hembraEn el caso de la mayoría de las especies de los peces pescadores, los machos pasan su primera etapa nadando libres, tan pequeños como un décimo del tamaño de la hembra. Pero cuando son atraídos por una de ellas, ya en estado adulto, se convierten en un mero apéndice de la hembra.

Con respecto al Demonio marino de triple verruga (Cryptopsaras couesii) en especial, el macho deja de funcionar como organismo independiente, su boca se sella a la piel de la hembra, y hasta sus sistemas vasculares se unen. Ya no se alimenta por si mismo, sino que depende de la sangre de la hembra para su nutrición.

El macho se ha convertido en una especie de pene incorporado de la hembra, ya que a cambio del alimento ofrecen su esperma para fertilizar los óvulos de la hembra.

Así el macho pierde algunos órganos que ya no necesita, como los ojos, pero sigue bombeando la sangre que la hembra le envía con su propio corazón, y respira con sus propias agallas. Eso sí, ahora no es más que un apéndice de tres centímetros que sobresale de la piel de una hembra de 30 centímetros de largo.

Lo extraño es que no son monógamos, no es extraño ver a una hembra con varios machos adosados a su piel.

5 comentarios:

Tormenina dijo...

WOW!! esto si es un Gang bang jajajajaja

con compañeros machos pequeñísimos, en el que todos ellos (su cuerpo) se vuelve solo un pene para el disfrute de la hembra y la preservación de la especie! :O que interesante

elpeluconon dijo...

si lo deseas yo me puedo convertir en el tuyo :) (K)

IVAN VILAS dijo...

Es increible.

Enhorabuena por el blog.

Anónimo dijo...

pobre macho!! o afortunado?? bueno ya no tiene que preocuparse por alimentarse o por buscar hembras, lo malo es que pierde su automia y ya no es "el" sino mas bien es parte de ella xD

Excelente blog, saludos!

Anónimo dijo...

y sorry quise decir: "pierde su autonomia"

Nuevamente saludos.