lunes, 22 de diciembre de 2008

La mandíbula más rápida de la naturaleza, Panamanian termites

Hace a penas dos meses les hablábamos sobre una de las criaturas más rápidas de la naturaleza, la hormiga Odontomachus bauri, que podía mover su mandíbula a una velocidad de entre 124 y 232 kilómetros por hora, pero ahora se ha descubierto una seria competidora. En este caso una termita, la Panamanian termites, que puede cerrar sus mandíbulas a una velocidad de 252 kilómetros por hora, lo que les permite matar a sus enemigos en una única mordida.

Panamanian termites

Los investigadores que las estudian, necesitan una cámara de alta velocidad que captura 40 mil cuadros por segundo. 

“Muchos insectos se mueven más rápido de lo que el ojo humano puede ver, pero no esperábamos nada tán rápido”, dijo Marc Seid, uno de los investigadores del Instituto Smithsoniano.

Estas termitas son pequeñas, así que necesitan esa mordida veloz para defenderse, ya que sino es difícil generar fuerz suficiente.

Al parecer para lograr esta super mordida, deforman la mandíbula, que se mantiene cerrada con fuerza hasta que se produce la mordida. Según los investigadores la termita debe mantener almacenada energía en algún lado para producir semejante mordida, pero todavía no han descubierto donde la guardan.

Fuente: Livescience