martes, 6 de enero de 2009

Descubren iguana rosada en Galápagos que sería “fósil viviente”

Descubrieron en las islas Galápagos una iguana muy extraña y de lo más interesante, es rosada y fue calificada como “fósil viviente”, ya que parece documentar uno de los acontecimientos más antiguos de diversidad de animales terrestres en el archipiélago.

iguana rosada

En un artículo publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias, investigadores indicaron que "rosada" se diferenció de otras iguanas terrestres hace más de 5,7 millones de años. Los científicos indicaron que menos de 100 de los animales aún existen.

Agentes del parque se percataron de la presencia de una variedad rosada de la iguana en el Volcán Wolf de la isla Isabela en 1986, pero no fue hasta 2000 que los científicos empezaron a examinarla.

Los investigadores han producido ahora varias series de evidencia que sugieren que en vez de ser una forma de la especie, Conolophus subcristatus, la iguana rosada debe ser considerada una especie por separado. (sigue después de la foto)

iguana rosada

También tiene una forma de cresta diferente. Hay pocas señales de cruce entre la rosadas y la amarillas.

Y el análisis de ADN muestra que es mucho más diferente de las otras iguanas terrestres de lo que son entre ellas.

Eso significa que la línea que llevó a "subcristatus" y "pallidus" tiene que haberse diferenciado de la que llevó a "rosada" hace mucho tiempo, y que la separación entre "subcristatus" y "pallidus" ocurrió mucho después.

El trabajo de ADN marca la fecha de la diferenciación entre "rosada" y el resto en hace cerca de 5,7 millones de años, por lo que surge una nueva serie de preguntas.

"Hace 5,7 millones de años no existían ninguna de las islas occidentales del archipiélago", dijo Gabriele Gentile de la Universidad de Roma Tor Vergata, quien dirigió la investigación.

"Eso es un enigma, porque ahora solo habita una parte de Isabela que se formó hace menos de un millón de años", agregó a la BBC.

Incluso las partes más antiguas del archipiélago podrían tener menos de cinco millones de años.

La explicación podría ser que algunos volcanes que ahora están bajo el nivel del agua estuvieron por encima cuando llegaron las iguanas por primera vez, y esto permitió que algunas de las criaturas subieran a tierra y empezaran su propia evolución.

Análisis previos de ADN sugieren que las iguanas terrestres se separaron de sus contrapartes marinas hace unos 10 millones de años.

Vía BBC, Livescience y National Geographic