jueves, 22 de enero de 2009

El pez con armadura en la cabeza que trepa las rocas

EFE

El Lithogenes wahari comparte características con dos familias diferentes de peces, los Loricariidae o bagres con armadura, y los Astroblepidae o bagres trepadores.

image

Estas características sugieren a los ictiólogos Francisco Provenzano, de la Universidad Central de Venezuela, y Scot Schaefer, del Museo de Historia Natural en Nueva York, que el ancestro común de los Loricariidae y los Astroblepidae probablemente podía sujetarse y escalar rocas con su cola y su boca.

Los peces en ambas familias, al igual que el bagre ahora identificado, tienen bocas que succionan como ampollas.

El extraño pez atrajo la atención de los investigadores hace 20 años en Caracas.

El antropólogo Sanford Zent que trabajaba para el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas en el estado de Amazonas recogió muestras del pez y las llevó al Instituto de Zoología para su identificación.

"La morfología del pez era tan extraña que no se acomodaba en alguna de las categorías taxonómicas que conocíamos", dijo Schaefer. "Pero el espécimen lucía como si le hubiera pasado un camión por encima. Necesitábamos especímenes mejores", señaló.

Se requirieron años para determinar dónde se había encontrado el pez y finalmente el equipo recogió ejemplares de L. wahari después de varios viajes aguas arriba del Río Cuao, un tributario del río Orinoco. Los científicos recogieron 84 especímenes de las rocas, donde el nivel del agua era en esos momentos bajo.

Los nuevos ejemplares de L. wahari confirmaron que la especie es miembro de un grupo que está entre las dos grandes familias de bagres. Las placas óseas en su cabeza y cola, y otras características, vinculan la especie a los Loricariidae, la familia más extendida y exitosa de los siluros cubiertos totalmente con armadura.

Pero el L. wahari tiene además una aleta pélvica especializada que se separa del cuerpo y se mueve hacia atrás y hacia adelante independientemente.

Esta característica empleada junto con la boca que se sujeta, le permite moverse sobre superficies verticales, y solo se encuentra además en una familia de bagres escaladores restringida a los Andes, los Astroblepidae.

La capacidad para trepar puede haber sido ventajosa para estos peces debido a los flujos irregulares de las corrientes de agua en esas elevaciones.

Fuente: Livescience

image