martes, 30 de septiembre de 2008

El cércopo, insecto que salta como una catapulta

“El cércopo acumula la energía estirando una parte de su esqueleto interno”, hecho de una estructura compuesta de un caparazón multicapas y de una proteína que le confiere propiedades elásticas, según descubrieron Malcom Burrows y sus colaboradores de la Universidad de Cambridge.

image

“Cuando el cércopo contrae sus músculos para saltar, se tensa como un arco antes de relajarse para catapultarse hacia adelante con una fuerza que puede ser superior a 400 veces su masa corporal”, añaden los investigadores que publican sus trabajos en la revista de BMC Biology.

Gracias a esta potencia puede llegar a saltar a una altura de 70 centímetros, o sea más de 100 veces su propia altura. Equiparandolo con nosotros, sería como si pidiésemos saltar a una altura de 50 pisos.

Más en Livescience